martes, 3 de marzo de 2015

ESCULTURA BARROCA ITALIANA

La imagen va a cobrar un auge asombroso en el barroco dado su enorme poder de persuasión. La imagen religiosa , al ser contemplada, induce a la devoción. Pero también hay imágenes retóricas fruto de la razón y de la reflexión intelectual. 
La escultura va a perder su independencia nuevamente y a aunarse con la arquitectura y la pintura buscando integrar al espectador.
La escultura barroca va a ser dinámica, abierta, en movimiento. Busca el efecto teatral y dramático para emocionar al espectador escogiendo para ello momentos llenos de tensión, con gestos grandilocuentes. Se estudia la anatomía pero también la psicología de los personajes. Los materiales preferidos van a ser mármoles polícromos , bronces dorados que simulan las distintas calidades de los objetos y de los cuerpos.
Los temas más representados van a ser , al calor de la Contrarreforma, los religiosos , con preferencia de martirios o éxtasis. Pero en Italia, fiel siempre a la herencia del clasicismo, sigue cobrando un enorme valor la temática mitológica.
Stefano Maderno es el primer escultor que intenta superarlos principios renacentistas. Santa Cecilia es su gran obra, una escultura  que a pesar de ser manierista tiene ya una tetaral e impactante puesta en escena: representa a esta mártir que fue hallada en 1599, con el tajo de la espada del verdugo en el cuello, oculta su rostro hacia el suelo y el cabello envuelve la cabeza ladeada. La coloca sobre un sarcófago abierto ligeramente en el lateral , contribuyendo así a la fuerte carga dramática que se desprende de esta delicada figura.

Santa Cecilia, Stefano Maderno, 1600

Gian Lorenzo Bernini es el escultor más importante del barroco italiano y europeo. Su perfecto dominio de la técnica, con la que consigue conferir a los materiales con los que trabaja, las características de lo que representa , le convierten en el máximo intérprete de un barroco teatral y efectista al servicio de la Contrarreforma. Hombre iracundo y profundamente religioso, fue el artista total, arquitecto, escenógrafo, dramaturgo,   pintor pero sobre todo escultor. En Roma realizó conjuntos urbanísticos, fuentes  pero también retratos, monumentos funerarios , temas religiosos y mitológicos. Su genio lo convirtió en un referente de la escultura occidental durante más de un siglo, al igual que lo había sido su predecesor, Miguel Ángel. 
Su imaginación, creatividad y capacidad de trabajo se unieron a la suerte de encontrar a papas como mecenas, incluso algunos poco favorables a ejercer como tales, como Inocencio X. Bernini combinó el punto de vista monofocal del renacimiento con la plasmación del instante, el realismo en las calidades de los materiales representados rompiendo las restricciones que imponía el trabajo en un bloque de mármol. Sus grandes virtudes fueron la capacidad para reflejar el movimiento y la emoción.

En sus primeras obras estudia la escultura helenística y por ello escoge la temática mitológica. Prueba de ello es Apolo y Dafne, realizada entre 1622 y 1625 . Recoge el mito según el cual la ninfa Dafne se convirtió en laurel para escapar del dios Apolo, basado en un episodio de las Metamorfosis de Ovidio. Apolo se habría enamorado de Dafne. Sin embargo, ella había renunciado al matrimonio. Tras perseguirla apasionadamente , Dafne pidió ayuda a su padre que la transformó en laurel. Desde ese momento Apolo hizo del laurel su árbol sagrado.
Apolo y Dafne, Bernini, 1622-25

Bernini escoge el  preciso instante en que Dafne comienza a transformarse en laurel. Ambos jóvenes aparecen idealizados pero el momento escogido se representa con gran realismo. Se capta la fugacidad del instante. Dafne refleja miedo en el rostro al sentir la proximidad de Apolo. Él en cambio, se muestra sorprendido ante la transformación.
La escultura está concebida para ser observada desde un solo punto de vista, principio renacentista que se ve supeditado al trabajo en un bloque, que sin embargo Bernini cambió al añadir más bloques que confirieran movimiento en inserción en el espacio. 
Bernini se preocupó también por el efecto de la luz en la escultura, contrastando superficies muy pulidas en los cuerpos con otras talladas. La base de roca da paso a la áspera corteza del árbol en la que se está convirtiendo el suave cuerpo de la ninfa. El suave cabello de Dafne se transforma en hojas que se entrelazan con las ramas que salen de sus manos.
Los cuerpos componen una marcada diagonal, que realza la sensación de movimiento. 
Bernini se mostró orgulloso de las cotas de perfección alcanzada en esta obra.  
De esta época también es el David, muy alejado de los planteamientos de Miguel Ángel, ya que representa a un hombre maduro en el mismo momento de arrojar la piedra. 

Todo el cuerpo está tensionado, desde los pies que se agarran a la roca, las piernas el tronco girado, los brazos, el cuello llegando al rostro, con el gesto   concentrado en el esfuerzo: labios contraídos, fosas nasales dilatadas, ceño fruncido y mirada determinada. Una vez más vuelve a escoger un momento fugaz y culminante, dando como resultado una obra de gran dinamismo.

Tras estas obras Bernini recibió gran cantidad de encargos, entre ellos muchos retratos que van desde los más cercanos a los más solemnes, como el busto de Luis XIV o el del cardenal Scipione Borghese.

En la tumba de Urbano VIII en San Pedro del Vaticano crea una composición triangular con mezcla de colores y materiales: mármoles, bronces…En la parte superior el papa y en la inferir alegorías de la justicia y la caridad. Este tipo de monumento funerario crea un modelo a seguir, que incluso él repite en el monumento funerario del papa Alejandro VII (1673).
Tumba de Alejandro VII

En la Capilla Cornaro de la iglesia romana de Santa Maria Della Vittoria Bernini crea un magistral espacio escenográfico donde conjuga escultura, pintura y arquitectura: el Éxtasis de Santa Teresa. 

La capilla combina mármoles de colores, jaspes y bronce. La parte alta de la capilla aparece rematada con un conjunto de ángeles. A ambos lados, grupos de personajes de la familia Cornaro participan curiosos en la contemplación de la escena, como si de un palco se tratara. En su interior , como en un teatro, se coloca la escena que  representa el Éxtasis de Santa Teresa iluminada por la ventana oculta en la parte posterior. 

La Santa parece flotar sobre una nube. Bernini escoge el momento del trance, en espera de que el ángel de enigmática sonrisa, traspase su corazón con la flecha. Santa Teresa de Ávila escribía al respecto “ Tan real era el dolor que suspiré varias veces en voz alta y, sin embargo, era indescriptiblemente dulce, de forma que no podía desear verme librada de ello”. Es este momento de éxtasis y emoción lo que Bernini capta y refleja  perfectamente en el cuerpo lánguido, manos y pies abandonados, la cabeza caída hacia atrás, la boca entreabierta.

 El tema del éxtasis volverá a ser protagonista en una obra de Bernini, la Beata Albertoni, con idénticos resultados.

Otra de sus obras es la Cátedra de San Pedro, colocada bajo el ábside de la basílica, como una reliquia en donde todas las artes se funden para lograr una grandiosa apariencia. La silla se recubre de bronce, se coloca en un punto de vista elevado  sobre las figuras de los patriarcas de la Iglesia y un coro de ángeles dorados sobrevuela el conjunto en torno a un transparente donde aparece representada la paloma del espíritu Santo.
Bernini participó activamente el la reforma urbanística de Roma no sólo como arquitecto sino como escultor.
 Va a realizar numerosas fuentes que contribuyen a la ornamentación de la Ciudad Eterna: la fuente de la Barcaza, en la Plaza di Spagna, , la Fuente del Tritón en Piazza Barberini, la Fontana delle Tartarugue en Piazza Mattei y algunas más. 
Fuente de la Barcaza

Fuente del Tritón, en Piazza Barberini

Fuente de las Tortugas, Piazza Mattei


Pero de entre ellas destaca la Fuente de los Cuatro Ríos en Piazza Navona, un espectacular conjunto en la parte central de esta plaza barroca en la que representa cuatro grandes ríos de la tierra : el Nilo, el Ganges, el Danubio y el Río de la Plata, a través de cuatro figuras masculinas de poderosa anatomía que rodean una gruta. El conjunto se decora, como muchos otros espacios urbanos romanos, con un obelisco egipcio coronado con una paloma, imagen del Espíritu Santo. La fuente no sólo confiere un aspecto monumental a la plaza sino que ambienta con el murmullo del agua.

Bernini fue el referente de la escultura barroca no solo italiana, si no europea hasta el siglo XVIII. Otros autores romanos influidos por él fueron Alessandro Algardi y Francesco Duquesoy. De Algardi es el relieve del Encuentro entre León I y Atila  y de Duquesnoy es el San Andrés de San Pedro del Vaticano, inspirado en el Longinos de Bernini.





miércoles, 4 de febrero de 2015

CONTEXTO DEL CINQUECENTO: EL NUEVO LENGUAJE ARTÍSTICO

EL NUEVO LENGUAJE DEL CINQUECENTO

El Quattrocento se había caracterizado por la búsqueda de las posibilidades que ofrecía el nuevo lenguaje basado en el mundo clásico y en los nuevos modos de representación de la naturaleza. El Cinquecento va a ser el momento de culminación de esas búsquedas que cristalizan en la perfección  de ese lenguaje artístico y cuyo resultado es conocido como el Clasicismo renacentista.
La ciencia y el arte culminan su unión así como la teoría y la práctica. El artista es un intelectual que basa sus realizaciones en un conocimiento científico de la realidad.
Leonardo descubre el papel fundamental de la atmósfera que se interpone entre el espectador y el objeto y que degrada los colores y difumina los contornos. También se define la proporción como la relación matemática entre las distintas partes del cuerpo. Leonardo en Italia y Durero en Alemania establecen los cánones de la proporción como medida y expresión de la belleza ideal.

Vinculado a la proporción está el concepto de simetría  entendida como la relación armónica de las partes del cuerpo con el todo.
El hombre de Vitrubio, Leonardo

Los artistas de esta época se formaban en distintas disciplinas: gramática, geometría, matemática y música y tenían un extraordinario dominio técnico. Todo ello contribuye a crear la imagen del artista intelectual. Su consideración social se ve incrementada además porque sus obras se convierten en objetos de prestigio para quienes las poseen.
En el siglo XVI el centro artístico se desplaza de Florencia a Roma, favorecido por la labor de mecenazgo que ejercieron los papas humanistas como Julio II (1503-1513) y León X (1513-1521).
El clasicismo se convierte en el lenguaje oficial del Papado. Filosofía clásica y cristianismo se funden en la búsqueda de la belleza ideal. La naturaleza es expresión de los divino.
A una época de gran estabilidad política le va a seguir una de inestabilidad a partir de 1520. La Reforma protestante  (1517) va a conllevar guerras de religión entre las potencias y los enfrentamientos entre el Imperio de Carlos V , Francia y el Papado conducen al Sacco di Roma (1527) por las tropas imperiales de Carlos V , acontecimiento que marca el comienzo del declive de las repúblicas italianas y de la pérdida de los valores humanistas.
Los  príncipes en sus cortes son quienes encargan las obras para ensalzar su papel de gobernantes, ya no son los gobiernos de las ciudades.
Coinciden en esta época algunos de los más grandes genios de la historia del Arte : Leonardo da Vinci, Miguel Ángel, Rafael y en menor medida, Bramante.

A la culminación de la búsqueda de los ideales del Renacimiento le seguirá la ruptura del lenguaje clásico partiendo de sus propios presupuestos: es el manierismo

viernes, 9 de enero de 2015

PINTURA GÓTICA

LA VALORACIÓN DEL VOLUMEN Y DEL ESPACIO EN LA PINTURA: GIOTTO Y VAN EYCK

            A los largo de los siglos XIV y XV hay en todas las artes plásticas una búsqueda creciente del realismo intentando captar a veces de forma exageradamente minuciosa cada detalle. El ansia de Realismo se va a plasmar en la aparición de nuevos temas: se suprimen fondos lisos y aparece el retrato, ligado al interés de los donantes de los cuadros por aparecer representados en ellos, lo cual gana importancia a medida que el  hombre se vaya considerando centro del mundo, momento que continuará el Renacimiento. Se da importancia al ambiente que rodea al hombre y por tanto a los objetos. Pero esta  evolución es lenta y  se logra primero en los Países Bajos y en Italia.

ITALIA
            La pintura gótica pasó por una serie de etapas distintas a lo largo de los siglos que dura el estilo, pero será durante el siglo XIV con la aparición en Italia de Giotto , cuando de forma definitiva se rompa con la tradición anterior y su estilo se difunda por toda Europa con el nombre de estilo italo-gótico. Sin embargo este estilo no surge de repente : tendrá su base en la pintura italiana del s XIII que cuenta con un centro de interés, Florencia,  donde en este siglo destaca la figura de CIMABUE, con obras que combinan la tradición bizantina con nuevas búsquedas en el campo del espacio, la luz y el modelado del volumen mediante el color.

En el siglo XIV se da la transformación definitiva: en Siena surge una figura de mucha importancia, DUCCIO, cuya obra se va a caracterizar sobre todo por la gran  elegancia y espiritualidad  de las figuras , visible sobre todo en la estilización de los rostros y de las manos. Ej : Maestá, 1311
Madonna Rucellai, Duccio

Ya hemos visto como en Italia hay una serie de condicionantes clásicos que la diferencian bastante de los estilos europeos; esta tradición clásica adquirió fuerza desde Niccola Pisano  y en pintura esta peculiar adaptación del Gótico se va a ver en Giotto.
GIOTTO se forma como pintor en el taller de Cimabue. Giotto va a crear un espacio propio  donde las figuras se desenvuelvan en un ambiente natural. Busca un espacio tridimensional, cosa que hasta ahora no se había tenido en cuenta: nace así el sentido de la perspectiva aunque no esté perfectamente lograda en ninguna de sus obras.
            Para representar el espacio va a tener en cuenta el volumen y ello lo consigue mediante dos procedimientos: el sombreado y la monumentalidad que da a las figuras , aunque nunca pierdan las dimensiones humanas. Los gestos de las figuras en la escena contribuyen a aumentar el naturalismo.
            En definitiva, en Giotto se aprecia una gran preocupación por el hombre y por todo lo que le rodea y para ello se inspira en un sentimiento religioso que estaba arraigando mucho en Italia: el Franciscanismo, que abre el Cristianismo a la Naturaleza , por eso va a dedicar una parte de su obra a relatar escenas de la vida de San Francisco.
            La perspectiva de Giotto consiste en que en una escena utiliza distintos puntos de vista y en consecuencia, distintos puntos de fuga, por eso existe diferente proporción entre objetos y figuras.
            Su obra se puede dividir en dos grupos: la pintura mural y la pintura sobre tabla. La pintura mural la realiza al fresco, técnica que requiere rapidez de ejecución, por eso sus composiciones no son demasiado complicadas.
            Entre sus obras murales destaca los frescos de la Capilla de la Arena en Padua, encargados por los Scrovegni y realizados entre 1304 y 1313, dedicados a un extenso ciclo narrativo de la Virgen y Cristo , incluso incluye una extensa alusión a los padres de la Virgen, Santa Ana y San Joaquín.

            Una de las escenas más completas es el Llanto sobre Cristo muerto , en la que con gran simplicidad de composición se llega a la profundidad  y mediante el sombreado a la monumentalidad de las figuras. Utiliza recursos efectistas como colocar a dos personajes de espalda para que el espectador choque con su visión en primer plano y sea obligado a mirar a los que están en segundo plano, tomando así conciencia de que existe profundidad.

Asimismo coloca a las figuras en un marco normal: se ve un paisaje esquemático porque lo que interesa es la escena, pero este paisaje no guarda proporción con la figura humana.
La escena es viva gracias a los gestos de los personajes que incluso son dramáticos: San Juan abre mucho los brazos y María, muy cerrada sobre sí misma, dos gestos aparentemente contradictorios que consiguen imprimir en el espectador efecto de patetismo. A ello también contribuye el movimiento contorsionado de los ángeles.
La composición, simple y sencilla, se articula en torno al cuerpo de Cristo , alrededor del cual van las figuras , unas con movimiento contenido y otras , violento, para así mantener el equilibrio de la composición.

Huida a Egipto, Capilla de los Scrovegni



Todas estas características de Giotto se ven en el resto de las obras destacando las que hace en la Basílica de Asís dedicadas a la vida de San Francisco. Por ejemplo:

                                La predicación a los pájaros

                                 Entrega de la capa al pobre

                              Entierro de San Francisco

            Entre sus pinturas sobre tabla destaca la Virgen con el niño de los Uffizzi en temple sobre fondo dorado. Recuerda a una matrona romana en la postura. El volumen es evidente. A pesar de su simplicidad son visibles el sentido de la profundidad y las distintas perspectivas.
Madonna degli Uffizi

            Giotto influyó en la segunda mitad del XIV y en el XV en el llamado Gótico Internacional. Después de Giotto destacó la figura de SIMONE MARTINI, que trabajó en la corte de Avignon. Martini une al gusto por el volumen de Giotto , la estilización de Siena, un gusto refinado y exquisito 


ESCUELA FLAMENCA  

            Las grandes novedades de la pintura gótica van más allá de Italia y se centran en la Escuela Flamenca desarrollada en el siglo XV. Esta escuela se basa en el Gótico Internacional, estilo de la pintura y miniatura entorno al 1400 preocupado por la elegancia, los ritmos curvilíneo ,el  modelado tonal de los colores. Buscan obras gratas, amenas, con gusto por la anécdota y el detalle. Este estilo se difundió desde Borgoña y en los Países Bajos se une a la tradición flamenca de gusto burgués.

 Ahora unos cuantos pintores protagonizan el último giro de la pintura tardogótica. Se perfecciona la técnica del óleo, se consigue pintar de un modo más cuidado, reflejando las calidades de los materiales: arrugas, cabellos, adornos y captan la luz sobre los objetos, destacando lo brillante y lo mate. Los pinceles, de una finura extrema, permiten pintar sin dejar huella en la tabla. Los protagonistas de este cambio son los hermanos van Eyck y Robert Campin (Maestro de Flemalle ?)  

Aparecen nuevos temas como retratos, temas cortesanos y escenas de género, o sea, de la vida corriente. Sobre estos espacios se refleja una luz difusa que es la que crea el espacio. Lo más usual es que los artistas empleen la perspectiva angular, que consiste en colocar la figura en un cubo geométrico colocado en sesgo entre dos pirámides visuales situadas horizontal y lateralmente .



Ejemplo de perspectiva angular o cornuta

ROBERT CAMPIN (1373- 1444) fue maestro de Roger van der Weyden. Se le identifica con un anónimo llamado Maestro de Flemalle. Utiliza una técnica minuciosa, representa paisajes convincentes produciendo la impresión de inmensas lejanías. El Díptico del Museo del Prado refleja el influjo de su discípulo.


De los hermanos van Eyck, Hubert muere joven y su trabajo es en gran parte desconocido. JAN VAN EYCK sin embargo es uno de los más grandes artistas de la Historia del Arte. Trabajó gran parte de su vida a las órdenes del duque de Borgoña.

            Su arte es conceptual, cargado de símbolos y signo, complejos y difíciles de desentrañar, cuidadoso en el detalle hasta un punto no alcanzado nunca, capaz de crear escenarios de una profundidad que supera con mucho las experiencias más racionales de sus contemporáneos florentinos. Cada objeto es lo que parece y además posee un significado oculto. De él se ha dicho que practica un realismo simbólico.


El Políptico del Cordero Místico es su obra más conocida, de grandes dimensiones y compleja temática referente a la Eucaristía .Aquí trabajó Hubert. Se representa una Anunciación. Abierto ofrece doce tablas con Dios, la Virgen y San Juan, a los lados ángeles cantores y músicos y en los extremos Adán y Eva. N la parte baja va una muchedumbre adorando al cordero sobre un altar y a los lados, peregrinos y ermitaños  a la derecha y caballeros de Cristo a la izquierda. El realismo es palpable en los rostros individualizados. La composición está muy pensada.



Uno de sus cuadros más representativos es el Matrimonio Arnolfini. Él era un comerciante italiano establecido en Brujas y lo pinta con su esposa en el ambiente de su casa: es a la vez que un retrato, una escena costumbrista y un cuadro simbólico, donde cada objeto simboliza una idea( perro =fidelidad). El realismo se ve en todos los detalles: adornos, cortinas, lámpara, que reflejan la posición social del retratado.


El artista logra crear un espacio pictórico gracias a dos factores: la luz y el espejo. La luz penetra desde la ventana y da armonía a todos los elementos del cuadro. El espejo refuerza la sensación de profundidad a la vez que da detalles que no aparecen en el cuadro. Además van Eyck hace participar al espectador ya que se identifica su posición con la de las personas que el matrimonio tenía ante sí y que aparecen reflejadas en el espejo.

 Otro retrato, esta vez para un oratorio privado sería el de La Virgen y el Canciller Rolin, donde el orgulloso hombre de confianza de Felipe el Bueno , duque de Borgoña, se arrodilla ante María en un ámbito abierto a un jardín y a un espacio inmenso obtenido por medios simples, en una superficie real minúscula . la actitud del canciller dista mucho de ser humilde, mirando a la cara al Niño. 
En el fondo aparecen árboles, animales, un puente , dos curiosos y una ciudad de bellos y ricos edificios . Se relaciona la escena con un acto de confesión por ciertos pecados capitales que aparecen representados en los capiteles del ángulo izquierdo: expulsión de Adán y Eva (soberbia), Caín matando a Abel (envidia), la embriaguez de Noé (gula). También pudiera representarse la gloria del canciller y la ciudad del fondo sería la Jerusalén celeste. Pero quizás sea más sencillo pensar que se trate de una manifestación de soberbia del Canciller.
En esta tabla van Eyck despliega todos sus recursos, desde los compositivos a los espaciales y los relativos a la luz y color.
Retrato del hombre del turbante- Jan van Eyck




jueves, 8 de enero de 2015

ROMÁNICO : CONTEXTO HISTÓRICO

Se denomina arte románico al que se da en Europa entre los siglos X e XII. Tras la alta Edad media el nuevo estilo impuso una uniformidad estilística que permitió edificar miles de iglesias por toda Europa según los mismos principios. El Románico, cuya denominación hace referencia a la inspiración en las técnicas y formas del arte romano, fue el primer estilo artístico internacional europeo , si bien con variantes en cada territorio o nación.

Después de las invasiones bárbaras de los siglos  VIII e IX  y de las luchas de los descendientes de Carlomagno, que contribuyeron a alimentar el terror del Apocalipsis y del fin de los tiempos entorno al año 1000, se hizo un esfuerzo para reconstruir lo arruinado y poner en explotación nuevas tierras. De esta forma, la población aumenta y las pequeñas aldeas se van convirtiendo en incipientes núcleos urbanos. Con el crecimiento de las ciudades aparecerá una nueva clase social, la burguesía.
Durante la segunda mitad del siglo X y  primera del XI los pueblos invasores fueron asimilados por la cultura occidental y se detuvieron los avances musulmanes por el sur.
Los reinos feudales, basados en una relación de vasallaje, conformaron el nuevo marco político de Europa a partir del siglo X iniciando así el camino de la formación de los primeros estados nacionales.

En esta situación de relativa tranquilidad, un profundo sentimiento espiritual enraizó en la sociedad. Fueron años marcados por una clara conciencia de pecado y por el temor a  la condenación eterna. El sentimiento de culpa y  la creencia en el perdón a través del  arrepentimiento calaron a fondo en los contemporáneos. La penitencia era el modo de exculpar los pecados.

Esta forma de pensamiento alcanzó  se punto más acusado alrededor do ano 1000 con los temores del fin del milenio. Siempre se creyó que el alivio una vez pasada la fatídica fecha, se habría transformado en agradecimiento a Dios  y en un incremento de las congregaciones religiosas.

La vida monástica era considerada superior a la clerical , y ésta a  la laica. Las donaciones para garantizar la salvación con una unión estrecha a lo religioso eran muy comunes. Hubo un auge de la vida monástica, vía segura para alcanzar la salvación. Los que non tenían a su alcance la vida monástica buscaron otras vías para redimir  sus culpas : la penitencia a través de las peregrinaciones y  las cruzadas.

RECUPERACIÓN Y EXPANSIÓN DE OCCIDENTE

Si los siglos precedentes desde la caída del Imperio Romano son para Occidente momentos de decadencia y de oscuridad, a partir de mediados del siglo X la recuperación económica, política, cultural y religiosa se va a hacer patente aunque esta recuperación no sea igual de rápida en todas las ramas de la actividad humana, El aumento de población será un rasgo del nuevo espíritu europeo: las ciudades crecen y esta recuperación demográfica será incesante hasta mediados del siglo XIV. La agricultura pasa de un sistema primitivo basado en la fuerza humana y en un utillaje apenas modificado desde la antigüedad con cultivos itinerantes y barbecho bienal a otro sistema más evolucionado con fuerzas auxiliares naturales o animales, utillaje de hierro y reducción de los períodos improductivos.
Asimismo, frente al aislamiento de la Alta Edad Media ahora, en plena Edad Media triunfa el intercambio de hombres y productos, es decir, la vida comercial. En principio el comercio se desarrolló a través de las diferentes vías romanas pero pronto los gobiernos comienzan a prestar atención a las comunicaciones, desarrollándose también el tráfico fluvial en el que juegan un papel importante los grandes ríos centroeuropeos y mediterráneos.
La moneda también desempeña un importante papel y por supuesto el mercader, profesión al principio muy criticada pero luego reconocida  necesariamente.
Esta expansión mercantil se plasmó en el nacimiento de una serie de núcleos comerciales entre los que juega un papel importante las ferias instituidas por los reyes, por eclesiásticos o por señores laicos, llegando a ser grandes centros de comercio internacional como Gante, Colonia , Champagne a los que acudían comerciantes flamencos con sus paños o italianos con sus sedas y especias. Estas ferias entran en decadencia en el siglo XIII como consecuencia del nacimiento de nuevas rutas comerciales. Otros centros comerciales importantes son las ciudades italianas, que comercian con productos africanos y de Oriente, Flandes y el Báltico. Este comercio desarrolló nuevas técnicas como el crédito, las letras de cambio o las compañías comerciales.
Renace pues la vida urbana aunque la tierra sigue siendo la base de la economía. La tierra desde tiempos carolingios está estructurada en señoríos cuya base territorial se divide en manso y reserva. La población está dividida en señores , nobles con poder y riqueza o religiosos y campesinos que suponían el 80% de la población , con distintos grados de dependencia con respecto al señor.
A partir del siglo XI aumentan las clases urbanas cuya élite estaba formada por los mercaderes.
En todo este tiempo en Europa son corrientes las tensiones sociales tanto en la ciudad como en el campo, encaminadas a la reducción de impuestos, rentas y a la adquisición de libertades frente al poder señorial.
En el terreno cultural Europa se desespereza lentamente basándose en la fidelidad a la tradición carolingia y clásica. El vehículo de esta expansión serán los monasterios y escuelas monacales, centros de producción de libros y bibliotecas.
Cultura e Iglesia van a caminar juntos. Uno de los problemas más delicados de la Iglesia serán las relaciones entre Bizancio y el Papa. El patriarca de Constantinopla, Focio, en el siglo IX se negó a aceptar la autoridad del Papa. En el siglo XI el patriarca se proclama jefe de la Iglesia Oriental. La ruptura  produce en el Cisma de Oriente

PEREGRINACIONES Y CRUZADAS


Durante los siglos centrales de la Edad Media, la peregrinación a los lugares santos fue muy común, sobre todo a Roma, Jerusalén y Santiago de Compostela. La peregrinación que alcanzó mayor influencia fue  la de Santiago de Compostela. Esta ciudad inicia un activo comercio con otras ciudades de Europa y toman importancia otras ciudades del camino como Jaca o León A lo largo del camino se instalan muchos franceses a los que se les conceden privilegios y facilidades para la adquisición de tierras ya que estos lugares habían quedado despoblados tras la Reconquista.La peregrinación supuso eno sólo la activación económica de la zona sino el intercambio cultural con otros lugares lejanos. En el arte, el camino de Santiago va a ser la vía de penetración del Románico que se empieza a gestar en Francia a finales del siglo X. A parte surgen otras peregrinaciones promovidas por los monasterios que guardan reliquias de santos y que suponen una fuente importante de ingresos. En general, todas las peregrinaciones  supusieron un intercambio cultural sin igual en la Edad Media  entre diversos pueblos europeos y también un estímulo económico para las poblaciones que se hallaban en las vías de peregrinación.
Las cruzadas tenían como objetivo fundamental  la liberación del Santo Sepulcro y ayudar a los cristianos que habitaban bajo dominio musulmán.

LA EXPANSIÓN DE LOS MONASTERIOS



La adopción de un carácter unitario en la forma constructiva ayudó a la proliferación de monasterios. Durante el siglo X  se fundan numerosos monasterios renovados contribuyendo a difundir por Europa un tipo de edificio idéntico. El papel preponderante fue de la orden de Cluny El monasterio de Cluny, en la Borgoña, fue fundado en 910. Gregorio VII reformó la regla benedictina ( Ora et labora) y tuvo tanto éxito que en pocos años tenían mil cuatrocientas cincuenta abadías. La orden de Cluny representaba una fuerza considerable : era la más extensa de Occidente y  su abad el segundo jefe de la Cristiandad, después del  Papa. En el siglo XII otra reforma religiosa, que también pretende renovar el voto de pobreza ante la prosperidad de los monasterios cluniacenses, será la que dirige San Bernardo de Claraval, la orden del Císter

CONTEXTO DEL RENACIMIENTO

Hasta bien entrado el siglo XIII no había en Europa ni un arte, ni filosofía ni ciencia que no tuviera un marcado carácter eclesiástico, de manera que la cultura laica prácticamente era inexistente. Pero desde mediados del XIII surgen en toda Europa formas culturales distintas a las clericales y plenamente laicas. El siglo XV será una época de grandes cambios: la invención de la imprenta revolucionará la transmisión de conocimiento, la pólvora, el descubrimiento de América, la ruptura dentro de la Iglesia que provocará la Reforma. La nueva burguesía capitalista rompe las barreras gremiales. Surgen nuevos mercados.
Ponte Vecchio de Florencia

Una consecuencia directa de estos cambios es el Humanismo, que supone una vuelta hacia el  pensamiento clásico totalmente marginado por el cristianismo medieval aunque nunca olvidado del todo.
La religiosidad se  hace más individual e íntima. La vida y la muerte adquieren un sentido al margen de la religión. El deseo de supervivencia es más fuerte. Toda esta nueva concepción de la vida vuelve la mirada hacia la filosofía de Platón, síntoma del rechazo de la nueva clase burguesa hacia la cultura eclesiástica anterior.
Renacimiento Significa “volver a nacer” en clara alusión al resurgir ,tras la Edad Media, de la Antigüedad Clásica, reinterpretándola y adaptándola al nuevo lenguaje artístico.
La vuelta al clasicismo conlleva una vuelta también al antropocentrismo: el ser humano vuelve a ser el centro del universo.
Arte y cultura marcharán en el Renacimiento muy ligadas. A ello contribuye también el cambio en la consideración social del artista, que pasa de ser un mero artesano a un creador intelectual.
Cúpula de Santa María dei Fiori de Brunelleschi,Florencia

Será Italia, donde la sociedad laica burguesa está más desarrollada, donde surja con más fuerza este nuevo movimiento cultural que mira hacia el pasado clásico como punto de referencia: se estudian los autores clásicos, el arte, la filosofía y se armoniza con las ideas cristianas. Es en Italia donde no se ha perdido el contacto con la herencia clásica. En el siglo XV los arquitectos descubren la obra de Vitrubio, arquitecto romano de época del emperador Augusto y sus Diez Libros de Arquitectura serán estudiados por los más reconocidos maestros de obras. Al mismo tiempo algunos autores como Alberti crean una teoría del Arte: lo comedido y clásico es lo deseable. Se idealiza y se racionaliza lo real.
Existe un nuevo sistema filosófico basado en Platón y que se desarrollará en la Academia Platónica de Florencia de Marsilio Ficino y contribuirá a ver el arte como concepto y proceso mental.
El hombre es la medida del universo. Se desarrolla un nuevo talante científico, el hombre renacentista investiga, explora, conoce, razona. La razón será la protagonista del destino humano

MECENAS Y ARTISTAS

Existe una nueva forma de entender el papel del artista en la sociedad. En Florencia , los Médicis, familia de banqueros y comerciantes, consiguen un inusitado poder económico y político Inician una época de esplendor con Cosme de Médicis (1389-1464) basada en la democracia apoyada en los sectores populares de la población. Con Lorenzo el gobierno se hace despótico. Con ellos se inicia el proceso de consideración social del artista como un intelectual y no como artesano, se convierten en mecenas de los artistas y a cambio los grandes talentos que apoyaron darán prestigio a su gobierno.
Lorenzo de Medicis, mecenas de Miguel Ángel

El arte el Renacimiento va a ser esencialmente teórico: la teoría precede al estilo, la renovación de la Antigüedad es mental o ideal ya que desconocía, la arquitectura o la pintura greco-romanas. En escultura por ejemplo será fundamental el descubrimiento del Laoconte en 1506 en Roma.


El Renacimiento va a tener tres etapas definidas:

-       Quattocento o Renacimiento del siglo XV, con centro en Florencia

-       Cinquecento , hasta 1527, fecha del Sacco di Roma, esta ciudad fue el epicentro del clasicismo.


-       Manierismo , destacan otras ciudades italianas como Venecia.


La obra de arte hasta ahora debía emocionar y aleccionar. Ahora cobra nuevas dimensiones. Va a tener un valor en sí misma y genera un placer estético a quien la contempla. La naturaleza se convierte en una verdadera obsesión, no sólo para imitarla sino para idealizarla y superarla y se convierte en el principal referente de las artes plásticas.
EL RESURGIMIENTO DEL MUNDO URBANO

Durante el período que abarca el gótico, desde la segunda mitad del siglo XII hasta mediados del XIV, se produjo un espectacular desarrollo de la vida urbana. El campo se volvió más productivo lo que permitió la recuperación del comercio y que un excedente de población rural contribuyera a ese crecimiento urbano . Junto con este crecimiento, una nueva clase social adquiere un gran protagonismo: la burguesía. Será la burguesía la que se encargue de gobiernos de muchas ciudades y que , desde ellos, patrocine la construcción de edificios civiles , como ayuntamientos , lonjas, mercados pero también palacios. Aunque el edificio que se convierte en el auténtico símbolo del gótico y del crecimiento urbano fue la catedral.
Durante toda la Baja Edad Media va a continuar el aumento de población , pero se producen importantes transformaciones sociales : la nobleza quiere recuperar a toda costa sus riquezas , pero la burguesía, que ahora es pujante por el desarrollo del comercio , se alía con los reyes , compra tierras, presta dinero a nobles arruinados, convirtiéndose en una clase poderosa. En cambio el campesinado vive malos momentos.
Los focos comerciales más importantes estuvieron en Italia, que controla el comercio del Mediterráneo, y en el Mar del Norte, donde se forma una asociación comercial, la HANSA , que va a revitalizar las ciudades costeras del Mar del Norte y Báltico. Se desarrolla un primer capitalismo y mercantilismo.
El siglo XIII significó el equilibrio entre reyes, nobleza, Iglesia y ciudades, pero pronto se rompió a consecuencia de los enfrentamientos entre nobleza ,reyes y burguesía en un intento por parte de la nobleza de hacer renacer el señorío feudal que ahora está en decadencia.
Es también fundamental en este período la formación de los primeros Estados modernos en Europa, formaciones políticas con monarquía cada vez más autoritarias y con instituciones cada vez más desarrolladas, que se van alejando del sistema feudo-vasallático  de la época precedente. Estos nuevos Estados surgen al calor de las guerras, que sus monarquías aprovecharon para fortalecerse, dotarse de ejércitos propios y de sistemas de control del territorio y cobro de impuestos: serán Inglaterra y Francia tras la Guerra de los Cien Años o Castilla y Portugal, que protagonizaron el proceso de Reconquista.
En el terreno religioso en 1309, el Papa Clemente V trasladó la sede a Avignon. El Imperio y la parte del clero contraria al traslado acabaron provocando una serie de problemas que culminó en el nombramiento del antipapa Nicolás V. Los problemas acabaron en el Cisma de Occidente (1378-1417)  con dos papas, uno en Roma y otro en Avignon.
Durante esta época la Iglesia tuvo problemas de herejías, preocupantes en el Sur de Francia con los albigenses.
  El monacato también cambió. Las nuevas órdenes nacieron con vocación urbana: los franciscanos, que defendían un ideal de pobreza absoluta, idea traicionada después de la construcción de la gran iglesia de Asís. También los dominicos nacieron ligados a la vida urbana, cuya principal misión fue luchar contra la herejía. Estas órdenes, llamadas “mendicantes” surgieron por oposición a un mundo urbano cada vez más rico y opulento.

El acontecimiento más importante de la cultura en la Baja Edad Media es el crecimiento de las universidades y el papel casi exclusivo que tienen en materia de investigación intelectual y en enseñanza. En principio estas universidades son corporaciones que adquieren de hecho y de derecho un estatuto de monopolio y tienen sus privilegios corporativos. Estas universidades se dividen en facultades. Teología, Medicina y Artes son la formación básica y luego Derecho canónigo y Derecho Civil. A las universidades iban casi siempre gentes de élite tanto intelectual como social; eran especialmente importantes las de París, Bolonia, Oxford, Cambridge, Coimbra y Salamanca. El método de aprendizaje que utilizan es la escolástica.
Los maestros escriben grandes obras, fruto de sus reflexiones , en forma de “enciclopedias” como , las summae : Summa Teológica de Sto. Tomás de Aquino.
En el procedimiento escolástico adquieren gran importancia obras de Aristóteles traducidas con bastante exactitud y que fueron la base de la obra de Sto. Tomás. La obra de Sto. Tomás logra resumir lo que tenía en común el Cristianismo    con la Filosofía de Aristóteles.

Pero en el 1348 llega el fantasma de la peste. La peste negra acaba con un tercio de la población europea, ocasionando una grave crisis económica. Pero tras la crisis el crecimiento de la economía se reanudó con renovadas energías para asentar las bases de una etapa nueva, la era del Renacimiento y  la Edad Moderna.

CONTEXTO ARTÍSTICO

El lugar principal de las ciudades estaba ocupado por el ayuntamiento y el castillo. Pero la catedral va a ser el edificio más simbólico del gótico. La catedral será el punto fundamental de reunión y suele estar sola para que el ciudadano concentre en ella sus miradas y si está en la misma plaza del ayuntamiento, suelen ir uno frente al otro.
La creación de la catedral  fue  el resultado de unos adelantos técnicos extraordinarios en la arquitectura, posibles en parte también a la disponibilidad de recursos financieros. Pero también  es el resultado  de un gran contenido simbólico pues para los teólogos de entonces la iglesia material era símbolo de la iglesia espiritual. Se pretendía que el cristiano del siglo XIII, al entrar en la catedral, se sintiera como transportado a una vida sobrenatural, de ahí que quieran hacerlo como algo maravilloso, inundado de luz tamizada a través de las vidrieras. Pretendía ser la realización en piedra de la Jerusalén celeste.
La verticalidad de la arquitectura gótica es su principal característica, acentuada por los elementos constructivos, el arco apuntado y la bóveda ojival. Las vidrieras contribuirán a ensalzar la espiritualidad de las catedrales.
La escultura seguirá supeditada a la arquitectura aunque en menor medida. La escultura gana mayor naturalismo,  que refleja el nuevo interés por la naturaleza y un mayor humanismo. Se despega poco a poco del marco arquitectónico. La pintura  en cambio, cede protagonismo a las vidrieras y se torna exenta, pintura sobre tabla, lo que facilitará que se multipliquen los encargos de la burguesía.